KIT de recursos para start-ups
Kit de recursos para start-upsTemas clave› Internacionalización

Internacionalización

Internacionalización

viajero

Todas las empresas, lo quieran o no, operan hoy en un ámbito global. Aunque sus directivos decidan limitarse al mercado local, estarán compitiendo en un ámbito internacional, porque competidores de todo el mundo accederán a su mercado. La globalización ya no es pues una opción, es un hecho.

La contracción de la demanda doméstica motivada por la crisis económica no ha hecho más que acentuar la necesidad de buscar nuevos mercados fuera de nuestras fronteras. La mayor solvencia con que las empresas internacionalizadas han sorteando la crisis demuestra que la internacionalización es hoy necesaria, y en la mayoría de los casos imprescindible.

La necesidad de la internacionalización no debe sin embargo hacernos actuar con precipitación. Es conveniente escoger con criterio tanto los mercados a los que acudir como la forma de hacerlo.

Muchas empresas escogen los mercados internacionales guiados por su comodidad o por sus limitaciones. Las carencias idiomáticas por ejemplo influyen en demasía a la hora de escoger mercados. Para cuando estas empresas descubren que su oferta no es competitiva en esos mercados, por mucho que tengan fácil hacerse entender, la inversión realizada y perdida es ya cuantiosa.

Fue el caso de una innovadora empresa fabricante de bienes de equipo para fábricas del sector metalmecánico. Orientaron su exportación hacia países latinoamericanos, no sólo por la comodidad del idioma sino porque entendían era un mercado amplio y mal atendido. Pronto descubrieron que su oferta no era tan atractiva en América como lo era en Europa. La rapidez de respuesta que podían dar en España ante cualquier incidencia surgida en la instalación o mantenimiento de sus equipos no la podían ofrecer en América. Conseguir personal local cualificado y formarlo resultó difícil en cuantos países lo intentaron. Desplazar personal cualificado desde España suponía unos costes y unos plazos inasumibles. Finalmente tuvieron que admitir y enmendar su error. Reorientaron su estrategia de internacionalización hacia Europa, donde las distancias y el coste decreciente de los vuelos permitían dar un soporte próximo al que daban en España en coste y plazos.

Disponemos actualmente de metodologías útiles para seleccionar los mercados extranjeros más prometedores. Estas metodologías proponen analizar de manera rigurosa el atractivo de los posibles países a los que acudir. Proponen en particular atender a dos grandes baremos, la demanda potencial y las barreras de entrada. Conócelas accediendo gratuitamente al Kit completo en ver on line o solicítalo en contacto.