KIT de recursos para start-ups
Kit de recursos para start-upsTemas clave› Spin-offs

Spin-offs

Spin-offs

DESFICI en el Parc Científic de la Universitat de València

La creación de una empresa puede ser una actividad sumamente enriquecedora, tanto para las personas que la acometen como para la sociedad que la acoge. Los beneficios para los emprendedores y emprendedoras que ponen en marcha una nueva empresa no se limitan al plano material, donde los resultados pueden ser por cierto muy variados, sino que alcanzan el plano humano de muy diversas maneras. La creación de una empresa comporta a los que la afrontan aprendizaje, autoconfianza, relaciones humanas y, en ocasiones, dinero.

Para la sociedad en la que se inscribe, una nueva empresa puede crear empleo y riqueza en forma de sueldos, impuestos, pagos a proveedores que a su vez crearán más empleo y riqueza.

La creación de empresas comienza a verse además como una forma de poner en valor el nuevo conocimiento, mediante la comercialización de los resultados de la investigación. Es lo que conocemos como empresas derivadas de la investigación. Un caso particular de empresas derivadas de la investigación es el de aquellas que aprovechan el conocimiento generado en el seno de universidades u otras entidades dedicadas a la investigación. Hablamos en este caso de empresas spin-off o simplemente spin-offs.

Las empresas derivadas del conocimiento, y las spin-off en particular, son pues una forma de nuevas empresas (start-ups), que exhiben no obstante peculiaridades a tener en cuenta a la hora de su creación y consolidación.

La creación de spin-offs viene consolidándose en los últimos tiempos en Europa como una vía efectiva de transferencia de los resultados de la investigación a la economía y la sociedad. Las propias universidades lo han propiciado como forma de colaborar al desarrollo económico y social de la región en que se encuentran. Para ello se han creado estructuras y acometido inversiones como las realizadas en los Parques Científicos. Estas medidas han sido secundadas por algunos de los investigadores, probablemente los más emprendedores del colectivo universitario, sin cuya participación la iniciativa no habría tenido éxito.

El fenómeno arranca en España en los años noventa, con la creación de algunas spin-offs pioneras (ver Caso Imegen). A partir del cambio de siglo el ritmo crece y hoy contamos con numerosas spin-offs de prácticamente todas las universidades españolas. Conoce sus peculiaridades accediendo gratuitamente al Kit completo en ver on line o solicítalo en contacto.