Home Sala de prensaNoticias destacadas › La economía circular y por qué apostar por ella en la empresa

La economía circular y por qué apostar por ella en la empresa

La economía circular y por qué apostar por ella en la empresa
<br />

11/10/2017

Desde el surgimiento de la Primera Revolución Industrial, la economía mundial viene siguiendo un proceso de producción industrial lineal. El ciclo de vida de los productos se articula bajo el esquema: materia prima, producción, consumo y eliminación de residuos. Pero desde el momento en que nuestras principales fuentes materiales (distintos tipos de minerales) y energéticas (combustibles fósiles) están empezando a ser cada vez más difíciles de obtener; y desde el instante en que se constatan desestabilizaciones ecosistémicas como el cambio climático y pérdida de biodiversidad, el sistema urge cambiar de paradigma y apostar por economías que funcionan de forma circular.

La economía circular establece un modelo productivo menos dependiente de materias primas y energías. Como su propio nombre indica, la esencia de la economía circular es el cierre de los ciclos de la materia. Su objetivo es regenerar los distintos ecosistemas de nuestro planeta. ¿Conoces el origen del modelo circular de la economía? ¿Quieres ver ejemplos de su aplicación en empresas como la tuya? Repasamos su origen, estado actual y perspectivas de futuro.

 

¿Qué es la economía circular?

El concepto de economía circular fue acuñado por primera vez por dos economistas ambientales británicos, David W. Pearce y R. Kerry Turner. En su libro Economics of Natural Resources and the Environment, publicado en 1989, ya se definía en profundidad este concepto y, desde ese momento, su marco teórico ha ido evolucionando e incorporando apoyos a nivel internacional.

Véase la conceptualización de Economía Circular” en el capítulo 2 del libro de Pearce and Turner

Siguiendo la definición reciente de la Fundación Ellen MacArthur, una de las grandes impulsoras de la actual transición hacia el proceso económico circular, esta nueva economía es “reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento”. Se trata de un nuevo modelo en el que los productos, materiales y recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible y en el que se reduzca al mínimo la generación de residuo.

En definitiva, se trata de sustituir una economía lineal basada en extraer, producir, consumir y tirar, por una economía circular en la que se reincorporen al proceso productivo los materiales que contienen los residuos para la producción de nuevos productos o materias primas. En este planteamiento, la reducción, la reutilización, el reciclaje o la valorización material de los residuos constituyen procesos esenciales.

En la actualidad, esta filosofía ya ha traspasado el marco de lo teórico. Numerosos países, organismos y empresas han llevado a cabo acciones decididas para instaurar este modelo de desarrollo sostenible con óptimos resultados.

  

¿Cuáles son las principales líneas estratégicas de la UE sobre la economía circular?

Aunque el concepto podría ser aplicado a multitud de procesos industriales, sí es posible determinar cuáles son las principales áreas de acción para su consolidación en las distintas economías mundiales. Tomando como referencia el Plan de Acción por la Economía Circular de la Comisión Europea, firmado el 2 de diciembre de 2015, que incluye 54 medidas sobre las que es necesario actuar en los próximos 5 años para avanzar en este nuevo flujo económico, podemos destacar como líneas inmediatas de actuación:


- El diseño de productos

- Los procesos productivos

- Los hábitos de consumo

- El desperdicio de recursos o la economía de los materiales
De hecho, la UE ha lanzado acciones específicas en sectores y áreas como la industria de los plásticos, la cadena de valor alimentaria, las materias primas críticas, el sector de la construcción y demolición, la biomasa, o los nuevos fertilizantes obtenidos a partir de desperdicios alimenticios.

- El impulso de la I+D en apoyo a la transición hacia la economía circular
En este punto, la UE ha lanzado distintos instrumentos de fomento en forma de programas: Horizon 2020, COSME, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos o los Fondos Europeos de Inversión Estratégica.

Consulta el último informe de la Comisión Europea sobre la implantación del Plan de Acción por la Economía Circular 

 

Holanda, el referente internacional

Los Países Bajos están capitaneando el movimiento hacia una economía solidaria, sostenible y mucho más circular. Este foco de innovación europeo se ha convertido en un 'living lab' o campo de pruebas de nuevas tecnologías, modelos de negocio circulares y de colaboración multi-stakeholder que muestran al mundo ejemplos contrastados de los que poder aprender.

En este sentido, The Netherlands Circular Hobspot -ente donde se centraliza el compromiso de Holanda por la economía circular- emerge como un referente internacional de la implantación del modelo a nivel administrativo y multisectorial.

  

¿A qué limites se enfrenta el flujo circular de la economía?

La aplicación de este modelo productivo encuentra distintas barreras legales para su óptima aplicación. Para lograrlo, en primer lugar, según indica Luis González Reyes, doctor en Ciencias Químicas y miembro de Ecologistas en Acción, “se deberían sustituir los elementos menos abundantes y/o más difíciles de reciclar por otros con iguales prestaciones que pudiesen ser reusados indefinidamente. Esto no es un problema menor, sino probablemente irresoluble dentro del sistema actual. Valga como ejemplo el caso de un ordenador personal (instrumento central en de la economía contemporánea) que requiere de casi todos los elementos de la tabla periódica para su funcionamiento”.

El pequeño porcentaje de los flujos materiales que se reciclan en la economía mundial podría aumentar ciertamente y es deseable que así ocurra, pero si se apuesta por una economía verdaderamente circular, "es imprescindible trascender el capitalismo, basado en combustibles fosiles y en la construcción, hacia otro sistema económico".

Según el informe 'Barreras regulatorias para la Economía Circular', encargado por la Comisión Europea al Grupo Technopolis, estos son los principales retos:

1. La ausencia de un marco definitorio y la existencia de ciertos vacíos legales.
2. La definición de objetivos legales, por ejemplo, en el contexto de la Directiva Marco de Residuos.
3. La definición de límites numéricos estrictos en la regulación normativa.
4. Superar los atrasos o las implementaciones incompletas de algunas legislaciones europeas.
5. Implementaciones erróneas dentro de los Planes de Acción Nacionales. Este problema es más evidente en casos como la Directiva marco sobre residuos, el Convenio de Basilea o la Directiva RAEE.

  

Situación de la economía circular en España

España también ha querido dar un paso hacia delante en este asunto estratégico. Así, el pasado 18 de septiembre de 2017 se firmó el Pacto por una Economía Circular como elemento clave para favorecer el cambio hacia un modelo de desarrollo sostenible. La firma tuvo lugar en el marco de las jornadas de debate organizadas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, en línea con el Paquete de Medidas y el Plan de Acción de la Comisión Europea.

Dicha iniciativa contó con la colaboración del resto de ministerios implicados, las comunidades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias. Sin embargo, solo será posible con el compromiso de todos los sectores económicos (fabricación, producción, distribución y gestión de residuos), los agentes sociales y muy especialmente los consumidores y ciudadanos, cuyas decisiones de compras de productos, así como su comportamiento en la separación de residuos son fundamentales.

Paralelamente, otros organismos clave para el fomento de la competitividad empresarial vienen adoptando medidas de apoyo y fomento de este nuevo modelo económico. Este es el caso de la Cámara de España, que ya ha puesto en marcha una Comisión de Economía Circular.

  

Ventajas para las empresas que apuestan por la economía circular

El modelo económico circular va ganando adeptos en el ámbito empresarial. Por un lado, responde al creciente interés por la responsabilidad social empresarial; mientras que, por otro lado, proporciona todo tipo de ventajas competitivas. Según el artículo Economía circular: repensando el modelo de empresa, de la revista Forbes, esas ventajas son:


•    Rentabilidad. El seguimiento de la secuencia “reducir, reutilizar y reciclar” permite a las compañías optimizar al máximo sus recursos y materiales.
•    Colaboración. El modelo impulsa el compromiso y colaboración mutua entre empresas, ya que los residuos de unas son los recursos de otras.
•    Reputación y diferenciación. Desarrollo y medio ambiente son dos conceptos que ganan peso en los planes estratégicos y de innovación de las empresas. La economía circular ofrece un marco metodológico para las políticas de responsabilidad medioambiental.

  

Casos de éxito

En Ellen Macarthur Foundation se recogen innumerables casos de éxito que pueden servir de inspiración a cualquier empresa. A continuación, se presentan tres ejemplos:


- Aplicación de un modelo air-con as a service (ACaaS). Aquí, los costes iniciales de instalación se eliminan y se remplazan por una tasa fija. Una tercera persona, experta en climatización, se encarga de que la instalación, mantenimientos y usos sean lo más sostenibles posibles.


- Circuito corto de reciclado en automoción. Renault ha acuñado esta estrategia en la que todo el proceso de reciclaje y reutilización permanece dentro del sector de la automoción. Esto tiene especial trascendencia en el caso del reciclaje de baterías y motores.


- Cadena de suministro inversa para el sector de la electrónica.  En este ejemplo, el esfuerzo de la empresa se centra en alargar la vida útil de sus equipos antes de enviarlos a plantas de reciclaje, donde se produce un importante gasto energético.

 

 

 

Etiquetas: