Home Sala de prensaNoticias destacadas › El valor de la innovación científica centra los discursos de inauguración del I2SYSBIO

El valor de la innovación científica centra los discursos de inauguración del I2SYSBIO

El valor de la innovación científica centra los discursos de inauguración del I2SYSBIO

06/02/2018

El rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, y la presidenta del CSIC Rosa Menéndez han inaugurado el Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SYSBIO), un nuevo centro de investigación dedicado al estudio de sistemas biológicos complejos, sobre todo microorganismos, con aplicaciones principalmente en biomedicina y biotecnología. Les han acompañado la Secretaria de Estado Carmen Vela, el Conseller d'Hisenda, Vicent Soler, y el director del I2SYSBIO, José Luis García López.

“La Biología Integrativa de Sistemas es una disciplina emergente y fundamental para la biología moderna. Estudiar la Naturaleza desde una perspectiva holística, diferente a la visión estanca con la que trabajábamos hace un tiempo, facilita la transferencia del conocimiento. Por eso nos encontramos en el Parc Científic de la Universitat de València, rodeados de empresas y de industria. Podemos aportar mucho al sector productivo, pero para ser verdaderamente competititivos necesitamos un empujón que consolide estas infraestructuras y los recursos humanos de que disponemos”, ha señalado el director del centro, José Luis García, en la inauguración del Instituto de Biologia Integrativa de Sistemas, que ha tenido lugar esta mañana en el Parc Científic de la Universitat.

En este sentido, el conceller Vicent Soler se ha referido al Conocimiento como el factor con más capacidad para hacer avanzar la economía desde la sostenibilidad en todas sus vertientes. “La ciencia debe ser apoyada e impulsada con más recursos, y para ello necesitamos un sistema de financiación autonómico capaz de dar solución no solo a lo perentorio sino también a lo necesario”.

El estudio actual de los procesos biológicos de los organismos vivos, tratados como sistemas complejos, requiere la colaboración de diversas disciplinas teóricas y experimentales que confluyen en la Biología Integrativa de Sistemas. Los avances del conocimiento sistémico de la vida se unen en busca de soluciones en el campo de la salud o en la industria farmacéutica y agroalimentaria. Se trata de un área reciente de investigación científica, también denominada Nueva Biología, que se nutre del conocimiento de genetistas, bioquímicos, biólogos celulares, ingenieros, físicos o bioinformáticos, entre otros.

El rector Esteban Morcillo ha destacado la importancia de la colaboración entre instituciones. “La inauguración del I2SYSBIO es, una vez más, fruto del esfuerzo por parte de la Universitat de València y el CSIC, que llevan años colaborando para sacar el mejor partido del conocimiento que generan sus investigadores, de la eficacia de sus técnicos, de sus gestores, porque una obra no puede prosperar si no es coral, colectiva”, ha dicho. “El instituto que hoy inauguramos no es un edificio vacío, ni un cascarón para que podamos descorrer una placa. Aquí hay personas investigando, produciendo. El Nature Index ya da noticia de la existencia del I2SYSBIO y existen actividades con la firma de este centro, gracias a las personas que aquí trabajan y que son las que llevan a las instituciones al reconocimiento internacional”.

Por su parte, Rosa Menéndez ha mostrado su satisfacción al presenciar el nacimiento de este centro mixto de Investigación a los pocos meses de tomar posesión como presidenta del CSIC. “La Universitat de València es un socio muy apreciado por el CSIC. Este acuerdo fundacional para que empresas de base tecnológica puedan instalar sus laboratorios de investigación aquí marca un inicio que será, sin duda, de transcendencia”, ha señalado.

El I2SYSBIO, centro mixto de investigación de la Universitat de València y el CSIC, centra su investigación en la estructura, función, dinámica, evolución y manipulación de sistemas biológicos complejos, con un énfasis en el estudio de los sistemas de microorganismos. Estructurado en cinco áreas de acción –trabajo interdisciplinar para la resolución de problemas comunes, desarrollo de investigación de excelencia, transferencia del conocimiento, formación de investigadores e impulso de la Biología Integrativa de Sistemas en España–, el instituto nace abierto a la participación de las empresas. Es el caso de la biotecnológica BIOPOLIS, primera entidad privada en firmar un protocolo de colaboración con el nuevo Instituto de Biología Integrativa de Sistemas.
“El talento y la capacidad de los científicos de este centro con vocación innovadora hacen que la transferencia no sea una acción unidireccional, sino una colaboración entre ciencia y empresa que servirá para dar solución a problemas reales de cara a una sociedad mejor, más igualitaria, más democrática”, ha dicho, al cerrar el acto, la Secretaria de Estado Carmen Vela.

Codirigido por el microbiólogo José Luis García López (CSIC) y el bioquímico Juli Peretó (UV), el instituto abarca cinco programas de investigación biológica –Teórica y Computacional, de Sistemas de Interacciones Moleculares y Regulación, de Sistemas de patógenos, Evolutiva de Simbiontes, y Biología de Sistemas Aplicada y Biología Sintética–, y cuenta con trece grupos de investigación.

Alojado en un edificio construido recientemente en el Parc Científic de la Universitat de València, el I2SYSBIO inicia su andadura con una plantilla de unos 80 trabajadores –entre investigadores y personal de apoyo–, y un bagaje científico de excelencia aportado por investigadores en su mayoría procedentes del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva, de la Universitat de València, y del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, centro mixto CSIC-UPV.

El nuevo edificio se estructura en amplios espacios abiertos y compartidos, a modo de laboratorios co-working, inspirados en la filosofía de trabajo de los más avanzados centros de investigación, y pensados para favorecer la colaboración entre investigadores de diferentes áreas teóricas, experimentales y computacionales en proyectos comunes.