KIT de recursos para start-ups
Kit de recursos para start-upsHerramientas› Plan de empresa

Plan de empresa

Plan de empresa

Seminario Dirección Empresa

El Plan de empresa es un instrumento realmente valioso y útil para la mayoría de los que acometen la puesta en marcha de un proyecto emprendedor. Lo es particularmente para aquellos cuyo proyecto se enmarca en una industria consolidada y un mercado conocido, al margen de cuan innovadora sea su idea de negocio o el producto o servicio que quieren ofrecer. Su pertinencia y utilidad es sin embargo menor cuando la innovación que impulsa la iniciativa emprendedora es de carácter radical, o tiene atributos capaces de reconfigurar una industria o crear un mercado. Para este último caso contamos con otros instrumentos más apropiados desarrollados en los últimos años, como el Lean start-up o la Lógica effectual.

El Plan de empresa es una herramienta clásica, cuyo uso con profusión a lo largo de los últimos años la ha ido perfeccionando. El formato que proponemos en estas páginas tiene carácter básico. El lector interesado tiene a su disposición abundante documentación complementaria para perfeccionar su conocimiento de la herramienta (ver Más recursos: En libro y ebook).

El Plan de empresa es un documento, preferentemente plasmado por escrito, que recoge toda una serie de aspectos relacionados con:

  • los objetivos perseguidos al poner en marcha la iniciativa empresarial,
  • la forma en que se pretende acometer esa puesta en marcha,
  • los recursos necesarios para esa puesta en marcha, y
  • porqué los redactores entienden que la iniciativa tiene probabilidades suficientes de tener éxito, es decir, de alcanzar los objetivos perseguidos.

Que se plasme por escrito es importante de cara a su credibilidad. A menudo los emprendedores tienen un plan más o menos definido en su cabeza, un plan que van adaptando en función del interlocutor que tienen enfrente en cada momento. Este plan, relativo y variable, pierde por ser así gran parte de las utilidades que debe tener un buen plan, por ejemplo la de coordinar las acciones de los diferentes implicados en ponerlo en marcha. Poner el plan por escrito garantiza que se trata de un plan único, aunque su contenido irá evolucionando a lo largo del proceso de confección e incluso después. Lo importante es que todos tendrán así claro cuál es el plan en cada momento, y su puesta en marcha tendrá los efectos de coordinación perseguidos.

Sobre la redacción y el contenido del Plan de empresa

El proceso de redacción del Plan de Empresa requiere en general de un planteamiento iterativo, aunque propongamos a continuación un guión secuencial para su contenido. Al ir avanzando en su redacción, nos daremos cuenta de cosas en las que no habíamos pensado y tendremos que volver atrás para corregir o cambiar la forma en que inicialmente las habíamos planteado. En ese proceso se produce un aprendizaje que nos será útil si efectivamente montamos la empresa, y si no la montamos también.

El Plan de Empresa suele estar compuesto de los siguientes apartados:

  • PRESENTACIÓN/RESUMEN EJECUTIVO: Introduce el Plan, centrándose sobre todo en lo que va a ofrecer la empresa y a quién. Puede servir de resumen para aquellos interesados que no quieren o no pueden dedicar más tiempo a la lectura del Plan. En ocasiones, para estimular la lectura de todo el Plan, se opta por poner el Resumen Ejecutivo al final del Plan de Empresa, donde asume más el papel de exposición de conclusiones que de resumen. Independientemente de dónde se coloque el Resumen ejecutivo, su redacción suele arrancar al comenzar la elaboración del Plan, pero deberá ser revisado y completado una vez elaborado el resto del Plan.
  • PLAN DE MARKETING: Detalla y justifica los motivos por los que entendemos que la iniciativa es viable desde el punto de vista comercial. Entre otros describe el mercado al que va dirigido el producto, el alcance y estrategia de la competencia, las características del producto o servicio, comentarios sobre la estrategia comercial a seguir, el precio, el esfuerzo que vamos a hacer para comercializarlo, etc.
  • PLAN DE OPERACIONES: Se centra en los recursos físicos y humanos que vamos a necesitar para fabricar el producto u ofrecer el servicio, qué tecnología vamos a emplear, qué equipamiento, etc. En lo referente a las personas detallará el número de puestos a proveer, los perfiles de los ocupantes de esos puestos, la forma de reclutarlos, etc.
  • PLAN ECONÓMICO-FINANCIERO: Incorpora el listado de desembolsos iniciales, gastos periódicos, estimaciones de ingresos y demás datos necesarios para mostrar la viabilidad económica, así como las estimaciones de recursos financieros necesarios y de dónde van a salir estos recursos. En general contemplará diversos escenarios previsionales.
  • ASPECTOS JURÍDICOS: Muestra la forma jurídica que adoptará la nueva empresa y porqué. Puede hacer referencia también a otros aspectos relevantes como las formas de proteger la propiedad intelectual en su caso (patentes, marcas, etc.).
  • ANEXOS: Incluyen, entre otros, los curricula de los promotores, y en general toda clase de detalles específicos que amplían lo citado en otros apartados pero que no son necesarios para evaluar la viabilidad de la iniciativa o entender el Plan, pero que lo complementan.

Conoce al detalle como elaborar tu Plan de empresa accediendo gratuitamente al Kit completo en ver on line o solicítalo en contacto.