KIT de recursos para start-ups
Kit de recursos para start-ups › Conclusiones

Conclusiones

Conclusiones

Científico en laboratorio

Temas clave: La respuesta del mercado

  • Usa el mercado primitivo para empezar a testar tu propuesta de valor.
  • Busca adoptadores tempranos, visionarios que te acompañen como inversores o socios en la conversión de tu idea en un verdadero producto.
  • Trabaja para disipar toda la incertidumbre que pesa sobre tu oferta; hasta que no lo hagas el pragmático mercado masivo no empezará a comprarte.
  • Comienza para ello por dar robustez a tu producto, facilitar su uso, mejorar sus prestaciones y añadir los elementos complementarios que faltan para dar una solución completa a tus clientes.

Temas clave: El ciclo de vida de la industria

  • Ten en cuenta que en los mercados creados por la innovación radical, difícilmente vas a estar sólo.
  • Encuentra con urgencia (antes de que lo hagan tus competidores) un diseño que pueda convertirse en diseño dominante (sencillo, eficaz y que atienda las principales necesidades y deseos del cliente).
  • Una vez establecido el diseño dominante, lidera mediante innovación incremental el proceso de optimización de la producción y la reducción de costes.
  • Aprovecha los efectos de red y el time to market para ganar la batalla por el nuevo mercado. Desarrolla para ello tus habilidades de gestión de los procesos a desarrollar en la empresa y tus habilidades de comercialización.
  • Analiza en qué actividades puedes hacer jugar economías de escala y alcance para reducir costes. Delega las demás, siempre que no sean actividades clave.

Temas clave: Estrategia y modelo de negocio

  • La esencia de la estrategia de tu start-up puede quedar definida por el modelo de negocio.
  • Desarrolla habilidades distintivas que den soporte a tu propuesta de valor. Sólo así darán lugar a ventajas competitivas sostenibles.
  • Las habilidades distintivas se refuerzan entre sí, conviene por ello añadir a las relativas a la tecnología otras en el plano de la venta, la gestión del talento y la administración.
  • Dedica esfuerzo a buscar un buen modelo de negocio.
  • Un modelo de negocio innovador puede implicar más riesgo que copiar uno, pero podría dar lugar también a beneficios mucho más jugosos.

Temas clave: Construyendo una imagen

  • Invierte en comunicación.
  • Define tu posicionamiento (cómo quieres ser percibido), tu identidad corporativa (conjunto de símbolos y demás elementos gráficos) y tu personalidad pública (códigos a respetar por todos los que emiten mensajes sobre la start-up).
  • Escoge los medios de comunicación en función de a quién quieres llegar, qué capacidad tiene el medio para transmitir tu mensaje y, finalmente, en función del coste del medio para llegar a cada destinatario de tu público objetivo.
  • Explora la utilidad que pueden tener, para tu empresa y productos, los medios que se han mostrado útiles para otras startups: la presencia en eventos especializados, la venta personal, la relación con los medios informativos, la aparición en Internet y redes sociales,...

Temas clave: Spin-offs

  • Ten en cuenta que una spin-off es una empresa, y que como tal debe ser capaz de obtener beneficios, al menos en el medio plazo.
  • Minimiza el riesgo de tu spin-off mediante la planificación (ver Herramientas), vale la pena.
  • Por muy bueno que sea tu producto, vas a tener que venderlo, así que reserva recursos para afrontar los esfuerzos de venta.
  • Los clientes no sólo compran productos, compran credibilidad, fiabilidad, reputación,... (ver Caso Imegen).
  • Sé generoso a la hora de negociar el valor de la propiedad intelectual y no te olvides de protegerla.

Temas clave: Internacionalización

  • Planifica convenientemente los procesos de internacionalización.
  • Decide qué países puedes abordar en función de su distancia, sus barreras a la entrada, sus preferencias en lo relativo a tu producto o servicio, etc.
  • Escoge la forma de entrada en función del nivel de control que necesitas y de los recursos de que dispones para abordar la internacionalización.
  • La planificación debe servirte para escalonar el proceso de manera que puedas abordar cada paso.
  • Una estrategia basada en la innovación y la especialización puede ofrecerte la posibilidad de abordar el mercado global, convirtiendo tu start-up en una empresa nacida global (born global).

Herramientas: Plan de empresa

  • El Plan de empresa resulta útil para analizar la viabilidad técnica, comercial, económica y financiera de una iniciativa emprendedora.
  • En el caso de nuevas empresas basadas en innovaciones de carácter radical el Plan de empresa puede no ser la herramienta más adecuada, y será preferible recurrir a otras metodologías como el Lean start-up o la Lógica effectual.
  • Una vez tomada la decisión de poner en marcha la iniciativa emprendedora, el Plan de empresa servirá de guía para la puesta en marcha, ahorrando costes y reduciendo plazos.
  • El Plan de empresa servirá también como instrumento de comunicación que asegure la coordinación entre los implicados y con colaboradores externos de los que queremos obtener recursos de todo tipo.
  • La redacción del Plan de empresa se optimizará mediante revisiones iterativas, aunque su guión suele presentar un índice secuencial compuesto de una Presentación y Resumen ejecutivo, el Plan de marketing, el Plan de operaciones, el Plan económico-financiero y los aspectos jurídicos, todo ello seguido de Anexos que amplíen algunos de los apartados.

Herramientas: El Lean start-up

  • Pon en marcha cuanto antes un proceso que te permita aprender todo lo que necesitas saber sobre el cliente.
  • Establece las cuestiones principales sobre tu oferta que te gustaría chequear, y define un producto mínimo viable que te permita contestar a esas cuestiones.
  • No trates de ofrecer un producto demasiado completo, y no inviertas en grandes tiradas un dinero que no tienes.
  • Guarda dinero para nuevos experimentos; seguramente lo necesitarás.
  • Ten valor para aceptar un no del cliente y, si es así o si descubres oportunidades más prometedoras, cambia de modelo, cambia de estrategia, pivota.

Herramientas: La lógica effectual

  • Parte en tus negociaciones de los intereses de ambas partes, no de posiciones fijadas prematuramente.
  • No seas cicatero en esfuerzo a la hora de buscar acuerdos que satisfagan los intereses de ambas partes.
  • El dinero de los clientes es el mejor, tanto para el emprendedor como para el inversor.
  • Pon todo tu empeño en cumplir tus planes, pero no dejes de revisar si lo que aprendes en ese proceso abre nuevas posibilidades.
  • Si buscas la confluencia de tus fines y los de aquellos que te acompañan construirás un proyecto más poderoso y satisfactorio para todos.

Herramientas: Fuentes de financiación

  • El mejor dinero es el de los clientes.
  • Antes de que tu start-up haya demostrado su viabilidad, será difícil recurrir al sistema financiero formal. Deberá nutrirse de tus recursos, los de tus allegados, las subvenciones y ayudas en general que puedas conseguir y, como mucho, de los recursos de algún business angel.
  • Controla adecuadamente tus finanzas. Ten en cuenta que los procesos de captación de fondos entre inversores suelen requerir meses de negociación.
  • El proceso inversor requiere habilidades de venta de tu proyecto y de negociación. Entrénate en ellas.

Herramientas: El proceso inversor

  • El inversor busca que al salir de la start-up su inversión se haya multiplicado.
  • Si el inversor no constata que incluyes su rentabilidad entre tus objetivos, va a ser difícil que él ponga su dinero a trabajar por los tuyos.
  • Actúa con honradez y pon tu esfuerzo en hacer avanzar el proceso inversor. No olvides que el inversor puede optar por otras start-ups en lugar de la tuya.
  • Los acuerdos a los que llegues tendrán una gran influencia en el futuro de tu start-up. Esfuérzate en conocer los términos más habitualmente incluidos en los acuerdos, y en negociarlos con la vista puesta en el beneficio mutuo.

Accede a los contenidos completos del Kit en ver on line o solicítalo en contacto.